Vieja escuela

De Cine y Filosofía

La vieja escuela se fundamenta en el progreso y la mediación del conocimiento; lo que supone un control sobre el conocimento, sobre el aprendizaje. Al situarse en medio del proceso de aprendizaje el maestro se convierte en medida de lo que el alumn@ aprende, no pudiéndose emancipar este mismo respecto de esa medida, respecto de esa mediación. Así se crea una jerarquía en el aprendizaje, producida de unos a otros, según la fidelidad a los modelos y actitudes que se van pidiendo, exigiendo respectivamente. Esto es lo que da la sensación de progreso, de gran construcción, de edificio, de estar cada vez más lejos del punto de partida. Pues hay una serie de conocimientos que una vez "hechos", "aprendidos", ya no se exigen, sino que somos nosotoros los que se los pasamos a exigir a los demás convirtiéndonos en esa medida mediática de la que hablamos. Esta vieja escuela, es la que aunque llamamos vieja, fundamenta y rige la escuela de la vieja Europa, que no lo es tanto, es decir, es relativamente reciente, hablamos sobre todo de la modernidad y la Ilustración europeas y a partir de ahí hasta nuestros días, nuestras escuelas y nuestros métodos, nuestros exámenes, nuestra ciencia... Sin embargo, frente a esta escuela y este modo, caben otros, que podemos ver en nueva escuela y que propone en gran medida Ranciere en su libro el maestro ignorante.

  • En danza contemporánea es fundamental la idea de que no hay un patrón o modelo de movimiento a aprender, sino que cada vez es más importante el punto de donde surge un movimiento, una actitud, una intención. Ese punto irremplazable, que más que dar una forma acabada y visible y comparable, mensurable de la buena ejecución, da una in-tensidad particular, con sus posibilidades y potencialidades específicas que es lo que cabe desarrollar.