Rouch

De Cine y Filosofía

“En Jean Rouch, de África, el trance de los Maitres fous se prolonga en un doble devenir por el cual los personajes reales devienen un otro fabulando, pero también el autor mismo deviene otro, dándose a personajes reales. Se objeta que difícilmente se puede considerar a Jean Rouch como un autor del Tercer Mundo, pero nadie ha hecho tanto para escapar de Occidente, para escapar de sí mismo, para romper con un cine de etnología y decir Moi un Noir, en el momento en que los negros desempeñan roles de serie americana o de parisienses avezados. El acto de habla tiene varias cabezas, y, poco a poco, planta los elementos de un pueblo venidero como el discurso indirecto libre de África sobre ella misma, sobre América o sobre París. Como regla general, el cine del Tercer Mundo tiene este objeto: por el trance o la crisis, constituir una ordenación que reúna partes reales, para hacerles producir enunciados colectivos como prefiguración del pueblo que falta (y, como dice Klee, “no podemos hacer más”)” Deleuze, Estudos sobre cinema -A imaxe-movemento, pág. 295, Paidós.

  • Rouch coa súa cámara no corazón de África tratando de encabalgar, facer resoar, vibrar: o punto de vista obxectivo e o subxectivos, no instante no que ambolos dous se montan, ou estoupan e producen un novo devir ficticio, ou fabuloso... da realidade filmada.